Producción local de materiales de construcción

Sustantivo aporte de un innovador

Jorge Luis Merencio Cautín

A Hermes Román Bombú, un campechano trabajador de la Empresa de Producciones Varias (Provari) del Ministerio del Interior en Guantánamo, le sobran razones para sentirse regocijado por su sustantivo aporte al programa de producción local de materiales de construcción, con destino a la población.

 Foto del autorHermes Román muestra el resultado de su innovación.

Cientos de miles de bloques de hormigón adquiridos en los rastros resultan del ingenio de este innovador, a quien se debe el diseño y construcción de un prototipo de máquina capaz de producir anualmente más de medio millón de unidades de ese elemento de pared, prácticamente imprescindible en la edificación de viviendas.

"En la confección del artificio usé materiales recuperados como láminas, angulares y barras de acero, muelles y un motor eléctrico de un caballo de fuerza, aunque puede ser de entre medio y dos caballos de fuerza", relata el talentoso creador, quien se desempeña como jefe de mantenimiento en Provari.

Explica que desde hace algún tiempo funcionan dos máquinas de ese tipo en la empresa (una en la sede central y la otra en Cajobabo), con un rendimiento diario de entre 2 000 y 2 500 bloques cada una.

La puesta en explotación de esos equipos ha permitido un incremento sustancial de la producción de bloques en Provari y, de hecho, de las ventas a la población.

El diseño de las máquinas (en su manejo requieren de un operario y dos ayudantes) permite producir unidades de diez y 15 cm de ancho, que están entre las más demandadas por los compradores.

Hermes asegura estar dispuesto a construir máquinas similares para las entidades que las demanden en el territorio y el país, siempre que les garanticen los componentes.

En unos pocos días puedo concluir un aparato de ese tipo, sentencia el innovador, quien actualmente trabaja en la confección de moldes metálicos para la elaboración manual de bloques. De esos elementos ya cuatro están en producción y prepara otros diez.

Román Bombú, según refiere, es coautor además de la recuperación de una máquina de hacer bloques importada, de otra confeccionadora de tejas de zinc acanaladas, y de la innovación a una mezcladora de material constructivo (concretera), la cual funcionaba con petróleo y ahora lo hace con electricidad.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir