Prescinde de importaciones Industria Eléctrica

Joel Mayor Lorán
Joel@granma.cip.cu

Foto: Freddy PérezPor primera vez se construyen en Cuba todas las estructuras metálicas para un grupo electrógeno, destinado en este caso a la Central Eléctrica Ariguanabo, en el municipio habanero de Bauta, afirmó Andrés Saavedra, especialista principal en piezas de repuesto de la Empresa de Mantenimiento a Centrales Eléctricas (EMCE), la cual contribuye a la sustitución de importaciones.

Soportes, estacadas, pasos de calle, plataformas de motores, de calderas, de chimeneas, y diferentes anexos mecánicos para el emplazamiento más moderno del país, fueron fabricados en el taller de la Unidad Empresarial de Base Este Habana, en áreas de la Central Termoeléctrica de Santa Cruz del Norte, provincia de La Habana.

Según aseguró Saavedra a Granma, los talleres de la EMCE a lo largo de todo el archipiélago se han ido tecnificando. Ahora pueden entregar productos de una calidad reconocida por prestigiosas firmas extranjeras, y sustituir así importaciones en grado considerable.

Foto: Otmaro RodríguezTodas las estructuras metálicas para este emplazamiento (el más moderno del país) fueron construidas en Cuba, lo cual propicia sustituir importaciones en grado considerable.

La Empresa participó en la modernización del grupo electrógeno de Naranjito, en el municipio capitalino de Arroyo Naranjo, e intervendrá en los que se montarán este año en la ciudad (en Regla, San Agustín y Diez de Octubre). Igualmente, fabricarán las estructuras para los emplazamientos de Amancio (Las Tunas), Morón (Ciego de Ávila), Cabaiguán (Sancti Spíritus) y las que precisan los 20 motores a instalar en Moa (Holguín), afirmó el especialista.

Saavedra señaló además la construcción de chimeneas de 37 metros de altura para los grupos de Nuevitas (en Camagüey), Mariel y Ariguanabo (en La Habana) entre las obras más complejas que ha asumido la EMCE, con la cooperación de empresas del Ministerio de la Industria Sideromecánica (SIME), como Regal y Planta Mecánica.

Asimismo, la Central Termoeléctrica Este Habana, de Santa Cruz, también evitó erogaciones al Estado, por valor de 2 250 000 pesos convertibles, al no tener que consumir unas 11 000 toneladas de petróleo sino el gas acompañante de los pozos vecinos.

FÁBRICA DE FUSIBLES Y DESCONECTIVOS SUSTITUYE IMPORTACIONES

La producción de componentes demandados por las redes eléctricas del país, así como la calibración de metro contadores y el ensamblaje de luminarias para el alumbrado público, contribuyeron a que en los últimos tres años la fábrica de fusibles y desconectivos de Villa Clara sustituyera importaciones por más de 13, 5 millones de pesos.

En la importante contribución se destaca la creación de 19 tipos de eslabones fusibles de media tensión, capaces de proteger los transformadores y a la población, los seccionadores mono y tripolares, los cortacircuitos de expulsión o caballitos, así como el montaje de 45 000 luminarias empleadas en el alumbrado de ciudades y carreteras.

Otro rubro productivo de la entidad perteneciente a la Empresa de Producciones Electromecánicas del MINBAS resultó la calibración de más de 1 300 000 metro contadores de tecnología china, instrumentos de medición mucho más eficientes y confiables que los cerca de 100 tipos de implementos de este tipo existentes en Cuba, según destacó Rolando Guerra Ramírez, jefe de producción de la entidad.

También la industria genera los gabinetes que protegen los contadores de las inclemencias del tiempo. Para los próximos dos años está previsto calibrar poco más de un millón de contadores eléctricos, con lo cual se completaría la demanda del país, además de introducir otras producciones que generen ahorro a la economía por concepto de sustitución de importaciones. (Freddy Pérez Cabrera)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas | Especiales |

SubirSubir