Medalla de Oro para biofármaco cubano

La invención del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología fue reconocida por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

Olga Díaz Ruiz

El producto cubano HEBERPROT-P, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) del Polo Científico, recibió la Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), por su notable·contribución al tratamiento de más de 18 000 pacientes con pie diabético en Cuba y otras naciones.

Foto: Otmaro RodríguezEste descubrimiento hace Patria, destacó el director para América Latina de la OMPI.

En acto efectuado en el Memorial José Martí, de la Plaza de la Revolución, Carlos Marzal Casella, director para América Latina de la OMPI, hizo entrega del lauro y destacó que este descubrimiento más que hacer medicina hace Patria.

Con este premio a la invención relevante Uso de una composición farmacéutica que contiene factor de crecimiento epidérmico para la prevención de la amputación del pie diabético, realizada con la colaboración del Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular, suman nueve los proyectos de la Isla que han merecido tan alta distinción.

María de los Ángeles Sánchez Torres, directora de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial, destacó que este biofármaco, novedoso y único, marca una pauta en el tratamiento de los pacientes con pie diabético en estado avanzado, y reconoce el desarrollo alcanzado por la ciencia cubana en el campo de la Biotecnología.

En nombre del equipo de 12 investigadores que llevó a cabo el proyecto, el doctor Jorge Berlanga Acosta reiteró el compromiso en aras de erradicar esta complicación, que a escala global ocasiona una amputación cada 30 segundos.

El HEBERPROT-P, que desde el 2009 se encuentra generalizado en 100 instituciones del territorio nacional, permite acelerar la cicatrización de las lesiones, disminuye de manera notable el número de amputaciones de los miembros inferiores y mejora notablemente la calidad de vida de los pacientes.

Este producto inyectable ha sido bien acogido a nivel internacional con patentes concedidas en naciones de los cinco continentes, incluidos países altamente desarrollados.

Presidieron la ceremonia José Miyar Barrueco, ministro de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; el doctor Fidel Castro Díaz-Balart, asesor científico del Consejo de Estado; el ingeniero Alfredo Machado López, presidente de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, entre otras autoridades del sector.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir