Esta goma borra muchos gastos

Joel Mayor Lorán
Joel@granma.cip.cu

Puentes, fábricas, ómnibus y vías férreas. Calzado, techos, instalaciones hidrosanitarias, ruedas y tuberías también los necesitan. Lo cierto es que los artículos técnicos de goma poseen incontables aplicaciones. En la Unidad Empresarial de Base Conrado Piña, en el municipio capitalino del Cotorro, satisfacen los más disímiles pedidos, y evitan cuantiosos gastos al Estado.

Fotos: Yander ZamoraZapatillas, diafragmas para los coches de las locomotoras, planchas para la suela de zapatos ortopédicos, son algunos de los artículos de goma que producen.

Wilfredo Rodríguez, especialista en Artículos Técnicos, explica que los precios en el mercado mundial resultan mucho más altos que el costo de fabricarlos en Cuba, en esta instalación perteneciente a la Empresa Nacional de la Goma POLIGOM.

Somos capaces de responder a casi la totalidad de la demanda del país, incluso para el transporte automotor, añade.

EN TODAS PARTES

Quizás muchos no reparan en el sinfín de usos de estos productos. Los emplean las defensas de los barcos y los protectores de los puertos. Las compuertas de las represas llevan juntas de ese material. Los puentes precisan calzos de caucho; e, igualmente, la línea del ferrocarril, a manera de amortiguadores. Con ellos se revisten los tanques para tratamiento de agua y ácidos, los rodillos de diversas industrias y las tuberías resistentes al ácido y agua de mar.

Uno tras otro, de esta extrusora salen los perfiles para reconstruir ómnibus Girón.

Cuenta Wilfredo que cierta vez una grúa del Puerto de La Habana se detuvo por falta de cloche. "Ya el fabricante en el exterior no lo producía; en su lugar, propuso adquirir una grúa nueva, a un precio muy distante de nuestras posibilidades. Si no hubiésemos creado aquella pieza, el equipo hubiera quedado inservible. Además, en su momento, el costo ascendió a 2 500 dólares; nosotros la concebimos por 100 CUC.

"En otra ocasión fue un diafragma utilizado en el bombeo de yogur de soya para la merienda escolar, en Matanzas. Tuvimos que hacerlo con urgencia; esperar por uno adquirido afuera tardaría mucho. Desde entonces, no han vuelto a importarlos".

Quien recorra el taller situado en los límites de la capital con la provincia de La Habana, comprueba cuánto rinden las viejas máquinas en manos de los trabajadores: en medio del calor reinante nacen perfiles para los ómnibus Girón, mangueras para frenos de ferrocarril, material para coger ponches, planchas para reparar calzado y elementos pédicos destinados al Centro Nacional de Ortopedia Técnica.

"En 34 años de labor, qué no sabe uno sobre esto" —expresa Víctor Rebollar, quien ha operado cada máquina de la cual disponen. "Tenía 19 años de edad cuando llegué. Me encanta mi trabajo: diseñas cada pieza, cada parte y la fabricas en goma; hay que ser todo un artesano para hacerlo bonito. Pero no solo a mí me gusta: muchos viven lejos; sin embargo, llegan temprano, nadie se va".

SOLUCIONES Y PERSPECTIVAS

Rolando Maqueira confirma las palabras de Wilfredo respecto a que ningún cliente sale de la Conrado Piña sin una solución para su problema. "Sus artículos poseen muy buena calidad, y la atención es la mejor; hasta nos llaman cuando demoramos en recoger el producto", asegura el representante del Ministerio del Azúcar en POLIGOM.

Ahora crece el pedido de ruedas para las carretillas de la construcción, de mil en el 2009 a 15 000 este año.

De acuerdo con Luis Zayas, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB), tienen garantizada la materia prima para el año entero. "La Dirección Nacional de la Vivienda nos encargó confeccionar conexiones hidrosanitarias de entrada y salida, mediante las cuales contribuiremos con algo trascendental como el ahorro de agua".

Zayas enfatizó en los renglones que permitirán al Estado eludir compras en el exterior como las ruedas para las carretillas de la construcción, cuyo pedido crece de mil en el 2009 a 15 000 actualmente. Asimismo, si en el 2008 entregaron 50 000 zapatillas hidráulicas y al año siguiente no recibieron demanda alguna, en este les encomendaron tres veces más que en el 2008.

El directivo subrayó que hace más de cinco años no se confeccionaban platinas para las traviesas de hormigón de los ferrocarriles, y ahora el Ministerio de Transporte contrató una cantidad considerable.

"En estos momentos está en proceso de ser aprobada una inversión para producir más de 300 000 pares de suelas, las cuales también dejarían de importarse".

La entidad capitalina tiene un plan en valores ascendente a dos millones 95 000 pesos, superior al de 2009. Al cerrar el primer semestre, ya habían completado un millón y medio. "La estrategia elaborada por la dirección del país propicia que cada vez acudan más clientes y con mayores pedidos. Sobresalen la Vivienda, los ministerios del Azúcar, de la Agricultura, el Transporte y la Industria Alimentaria".

EMPEÑO RECOMPENSADO

Desde 1994, la Conrado Piña entró en el Perfeccionamiento Empresarial, pionera entre las entidades civiles. Al colectivo le distingue el empeño, tanto a los del taller de artículos técnicos de goma como a los del de mezcla (elaboran la materia prima para las cinco recapadoras cubanas, entre otras producciones). Muestran cómo influye la motivación en la productividad.

El cumplimiento del plan asegura utilidades, las cuales se revierten en la garantía de la estimulación salarial cada mes; y esta, en estabilidad laboral. Aunque la vulcanización genera calor, las mezclas provocan tizne, y los operarios atienden varias máquinas a la vez, ellos no cejan; al contrario, cuidan la calidad en cada renglón, eso los enorgullece.

Isabel Hernández es la jefa de taller. Entró como técnica 33 veranos atrás. Fue supervisora de Calidad, jefa de Tecnología, segunda responsable de la instalación, y hoy conduce a 102 obreros, casi todos hombres. "Conozco bien el trabajo. Es muy bonito. Son cosas que creas prácticamente con tus manos".

También de la habilidad y el tesón de los trabajadores depende la fortaleza de un puente, la celeridad en la construcción de una obra y el ahorro de agua. Los de la UEB situada a las puertas de la ciudad creen en la importancia de sus confecciones de goma, y en evitar que el Estado continúe comprando en otros países lo que puede fabricarse en Cuba.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir