Distribuyen en Las Tunas aditamentos para ahorrar energía

Roger Aguilera

El municipio de Las Tunas inició la distribución de aditamentos de barro que serán acoplados a las hornillas eléctricas para disminuir el consumo de energía durante la cocción de alimentos.

Foto: Jorge Luis TéllezLa experiencia iniciada en Camagüey ya se extiende a las Tunas.

Estas piezas se fabrican en los ocho municipios de la provincia homónima, por las empresas de Cerámica y VASCAL, y Medios Propios del Ministerio del Interior, atendiendo a una experiencia generalizada en el municipio de Sibanicú, Camagüey.

La entrega de los aditamentos, a un costo de cinco pesos cada uno, se desarrolla en esta ciudad que supera los 160 000 habitantes, pero en la medida que crezca la producción se extenderá al resto del territorio.

Trabajadores de los centros fabricantes tienen el compromiso de concluir 144 000 aditamentos a mediados de año, para contribuir al ahorro de electricidad en los meses de verano.

Sandra Domínguez, administradora de la Planta de Cerámica de Las Tunas, declaró que para acelerar la fabricación se inventó una prensa que multiplica la labor manual, y se construirán más para cumplir el plan lo antes posible.

Antes de comenzar la entrega de las unidades de arcilla, durante dos meses se instalaron de modo experimental 96 de estos dispositivos en dos edificios multifamiliares de Las Tunas, periodos en los cuales se ahorró un 5% en relación con el consumo anterior.

Hipólito Álvarez, vecino del edificio 27, significó que además de las propiedades del barro de conservar el calor 30 minutos después de apagada la hornilla, adoptaron otras medidas que dieron resultado, como evitar su uso en horarios de mayor demanda y la no conexión simultánea de dos ollas eléctricas. (AIN)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas | Especiales |

SubirSubir