Darle calor al ahorro

Ronald Suárez Rivas

PINAR DEL RÍO.— Correspondiendo a la máxima de que los buenos ejemplos se imitan, Pinar del Río se suma a la producción en gran escala del aditamento de barro que hace más eficiente el funcionamiento de las hornillas eléctricas.

Foto
 del autorEn cuatro municipios pinareños ya se produce el aditamento y pronto se sumarán otros tres.

Hasta el momento se han concluido unas 28 000 unidades, de las cuales cerca de la mitad ya está en manos de la población.

José Suárez, director de la Empresa de Industrias Locales en el territorio, explica que la distribución actualmente da prioridad a aquellos núcleos donde el consumo supera los 250 kWh, a fin de contribuir a rebajar el gasto energético. No obstante, el propósito es elaborar uno para cada vivienda pinareña. Por tanto, la cifra final sobrepasará los 230 000 aditamentos.

Respaldada por dos yacimientos de barro, uno en Pinar del Río y el otro en Consolación del Sur, la producción abarca cuatro de los 14 municipios de Vueltabajo (Bahía Honda, Pinar del Río, San Juan y Martínez y San Luis) y se espera que otros tres (Candelaria, San Cristóbal y Consolación del Sur) se incorporen próximamente.

Odalis Rivera, directora de Uso Racional de Energía en la provincia, asegura que al añadirle este aditamento a la hornilla eléctrica, se logra una notable disminución del consumo energético en las viviendas.

"El calor emitido por el equipo se concentra y por tanto, se reduce el tiempo de cocción de los alimentos", explica.

"la Empresa de Servicios está llevando el dispositivo a cada casa, a fin de garantizar la calidad de la instalación. De esa manera además de acelerar la entrega, se verifica el funcionamiento adecuado de la hornilla", añade.

Los estudios preliminares estiman un ahorro en el hogar de unos 11,4 kWh al mes con esta medida, y auguran una reducción del 7% del consumo en el sector residencial cuando la totalidad de los hogares de la provincia puedan ponerla en práctica.

De modo que la generalización de esta experiencia tendría un impacto notable en un territorio donde el 70% de la electricidad se consume en las viviendas.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir