Comunidad santiaguera se beneficia de energía solar

Yanet Camejo y Lourdes Soto

En un ejemplo de empleo de fuentes renovables, en la comunidad de Santa María del Loreto, de Santiago de Cuba, se iluminan con energía solar decenas de viviendas, escuelas, consultorios médicos e instituciones socioeconómicas.

Ubicada en las montañas del municipio de Songo-La Maya, allí funciona una central fotovoltaica de escala media, la cual aprovecha la radiación solar en ciclo de investigación-producción.

Un sistema centralizado con una potencia de generación de 16 kilowatt-pico, con dos inversores de corriente, es la fuente que ha posibilitado electrificar este poblado y garantizarle un servicio ininterrumpido y estable.

José Emilio Camejo, jefe de departamento del Centro de Investigaciones de Energía Solar (CIES), manifestó que la central —con 12 años de funcionamiento— posibilitó mejores condiciones de vida al millar de pobladores de esta zona serrana.

Se ha garantizado la iluminación pública y doméstica, así como a instituciones de asistencia médica y centros laborales de producción, en una comunidad que vive de sus producciones agropecuarias y durante años estuvo alejada de los beneficios de la modernidad, recalcó el especialista.

Rubén Ramos, director del CIES, subrayó que más de 10 000 instalaciones cubanas se han beneficiado con el uso de paneles solares fotovoltaicos, y aseveró que el impacto social, económico, científico y tecnológico habla en favor de la sostenibilidad y generalización de esta tecnología para la electrificación de comunidades rurales en el país.

El CIES sobresale en su tesón por crear una cultura energética y ambiental. Es el progenitor de instituciones como Cuba Solar y Ecosol, donde destaca la formación de cientos de especialistas y técnicos en la lucha por un desarrollo enérgetico sustentable al servicio de la población. (AIN)

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas | Especiales |

SubirSubir