¿Cómo ganar millones?

Joel Mayor Lorán
Joel@granma.cip.cu

Para otros será difícil, pero la Empresa Nacional de la Goma POLIGOM, puede lograrlo en poco más de un mes si los organismos entendieran que en vez de adquirir neumáticos nuevos resulta más barato recaparlos, y los llevaran a alguna de las cinco fábricas dispuestas para tales fines. Por cada 6 700 devueltos a la vida, Cuba ahorra un millón en divisas.

En el año 2009 hubo una etapa en que faltó la materia prima, y apenas fueron recuperados 56 900 neumáticos; por tanto, el ahorro llegó a poco más de nueve millones. En cambio, la estabilidad en el suministro propició la elevación del plan a 90 000 para el 2010, lo cual representaría 13,5 millones.

Foto: Otmaro
 RodríguezEste operario raspa la banda de rodamiento remanente en el casco, para adherirle una nueva. Mediante el recape, los neumáticos pueden volver a la vida hasta tres veces.

No obstante, hasta el 10 de junio las recapadoras ubicadas en el Cotorro, Ciudad de La Habana; en Villa Clara; Camagüey; Holguín y Santiago de Cuba, habían recibido solo 34 000 cascos para restituirles la banda de rodamiento, 6 000 por debajo de lo esperado.

Si bien es cierto que la cifra entraña cinco millones en CUC, también indica que no pudieron evitar el gasto de casi otro millón procedente del presupuesto estatal. Persiste un nudo gordiano: la mayoría de las empresas criollas prefiere no recurrir a este servicio, tan común en el Primer Mundo que Estados Unidos, Italia, Francia y el Reino Unido sobresalen entre quienes más lo emplean, según informes consultados.

Foto: 
Otmaro RodríguezAlgunas empresas demoran en recoger el producto recauchado por los obreros de la planta capitalina: Ómnibus Urbanos tardaba en extraer 46 neumáticos. ¿Acaso no los necesitan?

VOLUNTAD DEL ESTADO

Rolando Alfonso Sánchez, director de POLIGOM, asegura que la calidad del producto avala el empeño por captar más usuarios. Un neumático puede ser recapado hasta tres veces (de acuerdo con el cuidado en su explotación), y adquiere un rendimiento en kilómetros similar al original.

Alfonso se muestra optimista, pues la dirección del país comienza a exigir a los organismos que acudan a ellos. "Muy pronto contaremos con otras tres plantas, en el municipio habanero de San José de las Lajas, en Camagüey y en Santiago de Cuba".

 Foto: 
Otmaro RodríguezPor cada 6 700 neumáticos recapados, Cuba ahorra un millón en divisas.

De acuerdo con los registros de la empresa, el Ministerio del Azúcar destaca como el que más concurre a las recapadoras y mejor organizado tiene este sistema. Mientras, la Agricultura, Transporte y la Construcción pretenden seguir esos pasos, aunque resulta insuficiente su participación. Y los ministerios de Comercio Interior, la Industria Alimentaria y la Sideromecánica son los más atrasados.

Luis Llanes, director de la Unidad Empresarial de Base Recape Habana Manuel Malmierca, asegura que "diversos organismos han realizado una solicitud de compra de neumáticos nuevos por un valor considerable. No asumen la solución adecuada: deben recurrir al recape; esa es la voluntad del Estado, en nombre del uso racional de nuestros recursos".

FALTAN CASCOS

Decepciona entrar a una instalación y comprobar que los obreros no tienen mucho qué hacer. "Faltan cascos", explica Lisberto Leyva, quien lleva 16 años apegado a su labor en la máquina bofeadora. Ahora trabaja con unos pocos: vuelta tras vuelta, raspa la banda de rodamiento remanente y prepara la superficie para adherirle una nueva.

El proceso continúa con el chequeo en busca de posibles cráteres o pinchazos; si encuentran, los reparan: barrenan, limpian y rellenan. En la bandeadora, ajustan el dado del cabezal de acuerdo con las dimensiones de los cascos. Más tarde, en la prensa, los vulcanizan a 141 grados Celsius. Finalmente, limpian la goma y la pintan con una solución de cemento de baja viscosidad.

La goma tiene arte, diseños diferentes, expresa Melanio Jesús León, otro que defiende su oficio. "Nosotros somos los únicos que recauchamos neumáticos de avión (de AN 2). Incluso, un estudio conjunto entre técnicos nuestros y especialistas de la aviación probó que los recapados duran más que los nuevos".

La planta capitalina tiene materia prima para todo el año. Sin embargo, hasta el día 18 del pasado mes de junio el cumplimiento del plan marchaba al 47%. Un cliente, Rolando Coronado, especialista de Aseguramiento Técnico Material de la Empresa Minera Occidente, revela que la política de su centro no fue buena en ese semestre.

"A veces, no se rotan correctamente los neumáticos, pues tampoco hay total confianza en la necesidad de detenerlos a tiempo. Ese debe ser un mecanismo de trabajo; si no, al final, echas a perder la goma y tienes que parar el carro. Transporte y Mantenimiento, o la Dirección Técnica, son los encargados en los centros de trabajo.

"Nosotros no recapamos mucho. Ahora lo hacemos algo más y espero que continuemos". Pero las estadísticas de la fábrica ubicada en el Cotorro advierten que, de los 69 neumáticos detectados por sus especialistas en la Minera Occidente como urgidos de una restitución de la banda de rodamiento, han llevado a reparar apenas 12.

EXIGIR MÁS

Desde diciembre del 2009, ofertan el servicio en moneda nacional; mas, aún no atienden a particulares, cuestión que según Rolando Alfonso, director de POLIGOM, se sigue analizando.

Principalmente, reciben neumáticos de transporte mediano y pesado, así como de transporte agrícola ligero, pesado y para movimiento de tierra. "Son estos los que más influyen en el ahorro en divisas. Contamos con tecnología para los de pasajeros (Rings 13, 14 y 15), mucho menos fuertes, solo que el mal uso y explotación los deteriora demasiado, de manera que casi no llegan", sostiene Luis Llanes.

"Brindamos servicio de asistencia técnica gratuito y la posibilidad de devolvernos el neumático ante cualquier desperfecto imputable a la fábrica; de comprobarse, lo volvemos a recauchar sin costo alguno para el cliente", afirma Llanes.

Tanto este como Alfonso insisten en que, además del beneficio económico es preciso añadir el ecológico, por el reciclaje de gomas, el cual le niega un hábitat favorable a insectos y roedores y evita recurrir una vez más al petróleo en la confección de neumáticos nuevos.

Desde luego, argumentos sobran. Resta exigir más. Porque muchos todavía insisten en el derroche; sueñan comprar y comprar, sin meditar un instante en que al acudir al recape, le ahorran millones al país.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir